Consultas

¿Por qué aparece el mal aliento en los niños?

La halitosis es más frecuente de lo que uno mismo piensa. Normalmente creemos que es un caso aislado, pero estudios confirman que el 40% de la población ha padecido en alguna ocasión este problema, para muchos de ellos desagradable y es muy frecuente el mal aliento en los niños.

A continuación,  estos son los diferentes tipos de halitosis que provienen de problemas dentales:

  • Persistente: esta tipología no se cura con las técnicas típicas de higiene oral. Por tanto, es necesario un estudio para recomendar el tratamiento concreto al caso en cuestión.
  • Transitoria: Es la que aparece de manera rutinaria por las mañanas. Su aparición se debe a la disminución de saliva durante la noche.
  • Genuina: Es el olor de boca más claramente identificado.
  • Imaginaria: Está a mitad de camino de la halitosis. La persona llega a obsesionarse con este tema y cree que la sigue teniendo tras haber sido tratada

¿Por qué existe el mal aliento en los niños?

Al igual que los adultos, los motivos de su aparición se debe a las mismas causas. Pero en el caso de los niños se pueden ver acentuados los motivos por las siguientes causas:

  • Inflamación de las encías.
  • Uso de ortodoncia: esto es un problema que acentúa el mal aliento a los niños. Los restos alimenticios que se quedan debido a estos aparatos, agudizan la halitosis.
  • Infecciones dentales debido a la aparición de caries o a traumatismos dentales. Como consecuencia, se originará pus en la boca.
  • Xerostomía: También es conocido como boca seca. Al no disponer de la saliva necesaria, la limpieza no prevalece ya que ésta ayuda a eliminar los malos olores.

¿Cómo radicar el mal aliento de los niños?

Lo más importante de todo para solucionar cualquier tipo de halitosis de los citados anteriormente es encontrar y diagnosticar el porqué del mal aliento.

Por ello, a continuación, os facilitamos una serie de consejos para evitar que aparezca el mal aliento desde muy temprana edad:

  • Beber mucha agua para tener siempre hidratada la boca
  • Prudencia con las comidas muy condimentadas y olorosas
  • Control de alimentos tales como la cebolla o el ajo
  • Tener un buen cepillado de dientes
  • Visitar frecuentemente al dentista

Por tanto, si se siguen estos pasos desde una temprana edad, las probabilidades de tener halitosis son mínimas y en el caso de que apareciera, la visita frecuente al dentista te solucionará rápidamente este problema antes de que vaya a mayores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.